Heroes del Silencio

Heroes del Silencio

 

Song quotes from Heroes del Silencio

Heroes del Silencio

  • Name: Heroes del Silencio
  • Years: 1984–1996 / 2007
  • Genres: Rock, Hard rock, Pop rock
  • Members: Enrique Bunbury, Juan Valdivia, Joaquín Cardiel, Pedro Andreu
  • State: Inactivo

El mar no cesa 1988

  • Siempre en la oscuridad, la voz no tiene sentido. El silencio lo es todo, héroe en su propio olvido. En sus ojos apagados hay un eterno castigo, el héroe de la leyenda pertenece al sueño de un destino. – Héroe de leyenda
  • Que termine un momento precioso y le suceda la vulgaridad, y nadar mar adentro y no poder salir. En la prisión del deseo estoy junto a ti. – Mar adentro
  • No encuentro palabras para decirlo y a veces siento que el pensamiento es un idioma de signos… – Flor venenosa
  • Una mala borrasca me hizo buscar un poco de calma en un sueño a escondidas. – Fuente esperanza
  • Tengo momentos en que sólo recuerdo una conversación, quizás sólo fueron palabras desnudas, pero de corazón. – Hace tiempo
  • Encerrado en el tiempo ha perdido el valor para poder escapar de su celda, el héroe sin ilusión. – Héroe de leyenda
  • Tierra prometida que nos pertenece por obra, por arte, y por gracia de Dios. – Agosto
  • La sangre gitana que llevo dentro se mezcla en cóctel de dulce sabor. En la sangre gitana que llevo dentro me arde fuego, de mis manos, directa al corazón. – Agosto
  • Y siento el suelo bajo el patio. Alguien entra en la ventana. La paloma vuela bajo con peligro y sin venganza. – Olvidado
  • Una vez en la vida debo encontrar dentro de mí una noche de agosto, mi alma perdida que arrojé al mar. – Agosto
  • El mar se derrama ahogándome, ahogándome. Sólo hay arena. – El estanque
  • Aunque el aire no sepa que ocurre el viento, te arrastrará, te arrastrará. No, no puedo oír tu voz siempre lejana, oh tan lejana. – No más lágrimas
  • Muero por impulsos de agonizante grillete, aprisionado por injustas manos. – El mar no cesa
  • No puedo dormir con esas lágrimas goteando encima de mí. – No más lágrimas

Senderos de traición 1990

  • Las distancias se hacen cortas, pasan rápidas las horas. Y este cuarto no para de menguar. – Maldito duende
  • Dejo en tus manos lo que hemos acordado; la lluvia de hace un rato. – Con nombre de guerra
  • Y no hace mucho que rompí tu recuerdo pensando acabar de una vez. Pero el tiempo y la distancia no son todo para mí, siempre hay algo que me hace volver. – La carta
  • He de encontrar una senda que me lleve a un lugar y no me siento capaz de iniciar nueva vida sin más. – Senda
  • He oído que la noche es toda magia y que el duende te invita a soñar. – Maldito duende
  • Pierdo el tiempo pensando en lo esencial que a veces dejo pasar. ¡Cuántos instantes he ignorado ya capaces de haberme cambiado! – Oración
  • Mis ojos van al cuadro, algo se ha iluminado. Y en su interior las figuras danzan, me miran fijamente y se agradan. Mi cuerpo pesa menos, siento que me elevo. – El cuadro
  • Te imaginas cosas que nunca verás, a veces piensas que son reales. Imágenes que los demás no oirán porque son hologramas sin proyección. – Hologramas
  • Entre dos tierras estás y no dejas aire que respirar. – Entre dos tierras
  • Pondré casa en un país lejano para olvidar este miedo hacia ti, este miedo hacia ti. – La carta
  • No me importa lo que pienses sin duda no me entero ya. Tus costumbres se me pierden entre arrumacos y amabilidad. – Malas intenciones
  • Pierdes la fe, cualquier esperanza es vana y no sé qué creer; pero olvídame, que nadie te ha llamado. – Entre dos tierras
  • Ahora sólo necesito descansar y dejemos que los sueños se apoderen del deseo. – Con nombre de guerra
  • Me comentan lo que haces, uno a uno me hablan mal de ti. Nadie quiere hacer ya las paces, no podría continuar así. – Malas intenciones
  • Dejemos los besos para los enamorados y pensemos en lo nuestro que por eso te he pagado. Aunque esta noche sea sólo mercancía para mi. – Con nombre de guerra
  • No hace mucho que leí tu carta y sin fuerzas para contestar, mil pedazos al viento nos separarán. – La carta

El espíritu del vino 1993

  • Y duerme un poco más, los párpados no aguantan ya. Luego están las decepciones, cuando el cierzo no parece perdonar. Sirena, vuelve al mar, varada por la realidad. Sufrir alucinaciones cuando el cielo no parece escuchar. – La sirena varada
  • Larguémonos, chica, hacia el mar. No hay amanecer en esta ciudad, y no sé si nací para correr pero quizás sí que nací para apostar. – Apuesta por el Rock n’ Roll
  • Cegados por la voz de la inexperiencia, nos arrastramos sin pensar. A lomos del desierto hacia las cavernas, las huellas del peregrino me guiarán. – Los placeres de la pobreza
  • Nunca fue tan breve una despedida, nunca me creí que fuera definitiva. Nunca quise tanto a nadie en mi vida, nunca a un ser extraño le llamé mi familia. – Flor de loto
  • Apenas afino melodías de perdedor, los cielos han gastado mi último suspiro, quedaron atrás todos los enemigos y aún queda la duda de un futuro mejor. – El camino del exceso
  • Siempre es la misma función, el mismo espectador, el mismo teatro, en el que tantas veces actuó. – La herida
  • ¿Qué hay en dos amigos, cuando después de todo, parecen perdidos, y prefieren a otros? – La herida
  • Siempre he preferido, un beso prolongado, aunque sepa que miente, aunque sepa que es falso. – La herida
  • Nunca fue tan breve una despedida, nunca me creí que fuera definitiva, nunca quise tanto a nadie en mi vida. – Flor de loto
  • ¿Quién buscó abrigo en algún otro lugar?, ¿es posible que el frío venga con la edad? – La herida
  • Nunca soporté ser un alma invadida. Hasta que vi frente a mí, por quién yo moriría. – Flor de loto
  • Extrayendo poco a poco todo de mis venas, tus agujas pellizcan suave la piel. – La apariencia no es sincera
  • Ningún otro cielo en la tierra cruzó la cara al sí y al no, dejando condena y cadenas del lado opuesto a la razón. – Los placeres de la pobreza

Avalancha 1995

  • Con los brazos de la fiebre que aún abarcan mi frente lo he pensado mejor y desataré las serpientes de la vanidad. El paraíso es escuchar, el miedo es un ladrón al que no guardo rencor y el dolor es un ensayo de la muerte. – En brazos de la fiebre
  • No se puede encerrar el sol bajo una campana, no se puede aplazar la hora señalada. – Morir todavía
  • Te he dicho que no mires atrás porque el cielo no es tuyo y hay que empezar despacio a deshacer el mundo. – Deshacer el mundo
  • Descreo de la razón de la mayoría y sus abrazos propietarios. Sin salida, no hay salida. Ahora que padeces de insomnio, quisieras morir de siesta. – Iberia sumergida
  • Como un rayo de luna sobre los mares pasa por el abismo de mis miserias, como si fuera verdad que mi debilidad le alimentara y fortaleciera. – Virus
  • Ponme fuera del alcance del bostezo universal. Nos veremos en el exilio o en una celda. Ponme fuera del reposo en mi historia personal. Soy un ave rapaz, ¡mirad mis alas! – Deshacer el mundo
  • Amanecí con los puños bien cerrados y la rabia insolente de mi juventud. La ingenuidad nos absuelve de equivocarnos. – Ibera sumergida
  • Alguien jodió las calles con prohibiciones de quien iba a entrar. Quien separó los colores, fabricó las casillas que has de ocupar. – Babel
  • ¿Cuál es el punto en que coinciden lo increíble y lo exacto? La experiencia es la evidencia y las cuestiones mi fortaleza. Lo cotidiano ya no es real, o eso al menos quisiera… – Derivas
  • Aún nos quedan cosas por hacer si no das un paso te estancas. Aún nos quedan cosas por decir y no hablas. – Avalancha
  • La locura nunca tuvo maestro para los que vamos a bogar sin rumbo perpetuo. – Avalancha
  • El aliento de la tierra y su calma serena y la sombra de la tarde que es una mano que tiembla. La música me abre secretos que ahora están dentro de mí. – Deshacer el mundo

320 total views, 3 views today

Leave a Comment

×